sábado, 25 de febrero de 2012

La Chase du Traitre: La historia de Mark Dafua


Soy Mark Dafua, francés por parte de padres, Toreador por parte de sire, esta es mi historia:

Nací en Paris, el 28 de Febrero de1.505. A los 19 años de edad me quedé huérfano, cosa que llevé bastante bien. Continué con los quehaceres de mi padre, el cual se dedicaba en cuerpo y alma al arte. Mi habilidad con los lienzos daba mucho que desear, así que me dediqué a comprar y vender el arte de los demás, cosa que me fue bastante bien incluso con mis pequeños vicios como el de las mujeres.

En 1529 sufrí muchas perdidas, un incendio destruyó mi galería de arte, donde había invertido gran parte de mi dinero. Pero la buena fortuna no me abandonó, y conocí a un artista que destacaba de entre los demás.
Este excéntrico artista tenía un sentido de la vida muy peculiar, sus obras representaban una crueldad totalmente humana, hacía que se estremecieran hasta los últimos rincones de mi existencia, pero no podía dejar de mirarlos, eran fascinantes. Para mi sorpresa sus cuadros se vendieron de una forma increíble, en el mundo hay más gente sin escrúpulos de los que pensaba.

Una noche, coincidiendo con la venta de su último cuadro, Carl me invitó a unas copas, "la noche es larga", me dijo, divirtámonos. Bebimos hasta el borde del coma y terminamos con tres preciosas mujeres en su casa.

Cuando estábamos en su casa en mitad de la orgía que nos habíamos montado, me levanté para beber algo y cual fue mi sorpresa cuando vi a Carl con una de las mujeres en una pose que me era bastante familiar; él estaba sentado en la cama con esa bella mujer encima, los dos cuerpos desnudos entrelazados como si solo fueran uno, los cuerpos estaban llenos de sudor… y de sangre, ella estaba sangrando, pero no se quejaba, disfrutaba, sus gemidos eran de autentico placer.

Esta misma escena la había visto antes, ¡claro! En sus cuadros, las escenas eran similares, daban igual hombres que mujeres, pero él siempre estaba presente. ¿Cuántas veces habrá hecho esto? Me entro el pánico, quise deshacer el nudo de sus cuerpos, pero con tan solo una mirada me hundió, me tiré al suelo y empecé a llorar hasta perder el conocimiento.

Cuando desperté era de noche, las mujeres habían desaparecido, no había rastro de ellas, pero Carl estaba allí.

-¿Ya despiertas querido? Pensé que dormirías durante toda la eternidad, jajaja.
- ¿Quien eres, un jodido asesino? ¿Qué has hacho con las mujeres?
- Tranquilo Mark, están bien, se fueron a casa después de que te desmayaras.
- Pero yo lo vi, vi como la matabas, ella estaba sangrando…
- Sí sangraba, pero no la maté, solo me alimente de ellas.
-¿¡ Alimentarte!? Jodido psicópata te la has comido…
-Jajaja… Tranquilízate Mark, te queda mucho que aprender…

En ese momento se abalanzó sobre mí, quitándome la vida con sus dientes y ofreciéndome la inmortalidad.

Tras unos meses de convivencia con el cainita me di cuenta de que Francia ya no era mi casa, Mark el humano había muerto y con él mis sentimientos hacia esta tierra.

Carl se quedo con casi todo, yo solamente me quedé con mis ahorros y alguna lonja que utilizaba para exposiciones.

Vendí las lonjas y me dirigí a territorio español donde quizás encontraría mi lugar.

Jugador: unjebycalvo

4 comentarios:

Ikana dijo...

Cuanto movimiento de golpe! La transformación de Mark me recuerda mucho a las anécdotas de Drácula respecto a Van Helsing, gran amante de la palabra "voluptuoso/a" XDDD

Wilhemina dijo...

Mark eh? Qué chico mas pintoresco jajajajaja

Que vas salteando de personaje en personaje o como? Oo

Trinity dijo...

Estos vampiros son más inquietos que los mosquitos XDDD

Soul_Slayer dijo...

Pues no he leído Dracula ni Van Helsing, no más allá de sus peliculas, por lo que no puedo opinar.

Will, vas adivinando como funciona esto, ya que fue una partida y normalmente hay un total de 5-6 personajes, plantaré lo que es el inicio y visión de cada uno hasta que estén todos juntos.

Trinity, es la ventaja que tiene la inmortalidad, te sobra tiempo para todo.