lunes, 19 de diciembre de 2011

La Chase du Traitre: La historia de Andrej 1ª parte





Los primeros recuerdos que tengo son un gran dolor, pero a la vez un gran placer, oscuridad, luego la vida de vampiro que llevo ahora. No recuerdo nada de lo anterior a ese suceso, ni quién era, si tenía amigos, familia, ni como llegué a España o si soy de aquí. Mis conocimientos empiezan en la noche en la que aquel vampiro acerco su aliento a mi rostro y… Después de abrazarme desapareció rápida y misteriosamente y no he vuelto a saber nada mas de él…aunque a veces me da la impresión de que esta cerca.


Me he puesto un nombre, Andrej, pero con seguridad no es el que tenia cuando era mortal…aunque no consiga recordarlo.


He vivido como he podido durante seis meses en lo más profundo de los bosques que hay en Galicia, algo lejos de la población humana ya que tengo un carácter algo solitario y hosco. Aunque haya humanos y bastantes animales por la zona (que me sirven de alimento), me muevo por un territorio que es solamente mío, me lo he ganado a pulso durante seis meses y no pienso abandonarlo por nada, pobre de aquel que ose querer cogerlo para él. Y me enteraré si alguien entra en mis dominios, tengo el sueño muy ligero y un gran sentido del peligro, nadie puede entrar por esta zona sin que yo lo detecte…


Tomando refugio en varias cabañas que he construido y algunas cuevas que siguen escondidas a la vista humana, siempre eligiéndolas y construyéndolas cuidadosamente a causa de los rayos solares.


Unas cosas curiosas que he descubierto a lo largo de mi vivencia como no-muerto es que siento gran fobia hacia los espacios totalmente cerrados… me explico, puedo estar dentro de mi cabaña sin problemas, siempre y cuando haya algún sitio por el que entre el aire como una ventana, aunque tapado con algo de tela para evitar la entrada del sol. Si está totalmente cerrado o incluso gran parte cerrado sufro unos terribles ataques de histeria que solo se calman si me logro tranquilizar.


También hay otra cosa que me desconcierta aún más…tengo gran intolerancia hacia las personas que sirven a la iglesia…no se porque pero cada vez que veo a un cura y demás “siervos de dios” me entran ganas de… en fin, no sé si es a causa de algún problema que tuve cuando era mortal, o si es algo que he tenido al transformarme en lo que soy. El hecho es que no lo puedo evitar y soy capaz de matar al individuo.


En lo que respecta a armas siempre llevo algo conmigo, vivir en el bosque es muy peligroso y me puedo encontrar de todo, así que siempre llevo un par de cuchillos de caza y un arco con flechas. 


Siendo un día cualquiera, como siempre salgo a vagar y a cazar. Me encanta estar en mis dominios, rodeado de vegetación, animales... En fin, naturaleza, ¿qué más podría desear? Aquí puedo moverme a mis anchas, como me dé la gana, oír a los animales, como hablan... Aunque ahora mismo parece que no dicen gran cosa interesante. 



Estoy en armonía con la naturaleza... Sus olores, sus sonidos, las reacciones de los animales... Me encanta éste lugar. Pero ahora lo que toca es cazar. No es que tenga excesiva sed de sangre, pero saciar lo que tengo ya sería un gran alivio. Tengo que encont...


De pronto interrumpo mis pensamientos al percibir un olor extraño, y por su cercanía diría que aún está dentro de mis territorios. 


¡¡Cómo se atreven!! No se qué o quién será, pero las va a pagar- pensé.


Ágilmente y haciendo el menor ruido me voy acercando al lugar del que procede el olor extraño mientras saco rápidamente un par de flechas y las coloco en el arco.


Cuando vea al desconocido le dispararé, por el momento solo para herir y dejarlo lloriqueando en el suelo de dolor, sea lo que sea o quien sea... Aquí no entra nada ni nadie sin mi consentimiento, ¡es todo mío! 
Si después de estar herido quiere atacarme disparo a matar, directa, la flecha al corazón. Y sigo mi caza tan tranquilamente... Podría usarlo de presa, pero no, quiero que sufra por entrar en mis dominios.


Con todo, voy corriendo y consigo distinguir algo, disparando rápidamente, pero no escucho nada... ¡Esto no puede ser! ¿Cómo demonios puede ser? Maldito bastardo, lo mataré aunque sea lo último que haga... Sea quién sea o lo qué sea. Lo peor es que no huelo el maravilloso olor a sangre... Cada vez estoy más cabreado... Más le vale a ese ser desaparecer de mis territorios. 




Pero dónde estará...- pienso mientras miro todo alrededor y sigo avanzando- parece que ese ser cada vez se aproxima más a mi.... 


- ¿Dónde estas bichito...?- murmuro mientras me voy aproximando más y más...con gran sigilo- pss psss...ven...no te voy a hacer nada.... - no, que va...solo por pisar mi territorio la va a palmar de la forma mas lenta posible. Pienso para mis adentros mientras sonrío sádicamente. Siento a mi alrededor gran cantidad de animales... Pero fijándome mejor reconozco que entre las huellas hay pisadas humanas. Justo me disponía a mirarlas con mayor detenimiento, cuando una voz suena en mi mente:




- Andrej, debes irte de estos lares cuanto antes, tus actos en este territorio han levantado las sospechas de la Inquisición y están pensando en peinar la zona, de modo que masacrarán cualquier ser que pueda semblar humano o pueda tener alguna relación con los hechos, pues se han dado cuenta que casi todos los cazadores y personas que han pasado por tus territorios no han vuelto a sus casas tal y como eran antes, además, que también han desaparecido muchos misteriosamente, así que, lo más aconsejable es, ¡que te vayas de aquí cuanto antes! te aconsejo que te vayas hacia el interior del país, allí podrías recibir ayuda, y no dejes el mínimo rastro de tu presencia, podrían seguirte...




¿Que me vaya de aquí? Ni de coña, ¡ja! Cómo demonios sabrá mi nombre... Aunque realmente lo tengo solo hace 6 meses...


¿Qué me persigue la Inquisición? ¡Eso! que me sigan los malditos curas y demás bastardos de la Iglesia...¡los mataré a todos! ¡No los aguanto! 


Sí... He sido algo descuidado con esto de la desaparición de mortales...¡¡pero eso no le da ningún derecho a entrar en mis territorios a soltarme ese rollo!!


- Maldito...No me iré...no me iré....- miro a mi alrededor, todo esto es mío... No quiero abandonarlo.


Siento como los animales que me rodean también están algo agitados... Debe ser por las fuertes emociones que me envergan... No puedo abandonarlos. Pero seguro que estarán más seguros sin mi por ahora aquí... Si es que es verdad lo que dijo ese lo que sea.


Vale... Abandonare momentáneamente este lugar... Pero dejaré algún guardián.


Busco al lobo que más fuerte y ágil sea de los que me rodean y mantengo el contacto de mis ojos con sus ojos inculcándole la idea de proteger... Proteger los territorios, haciéndole imaginar que no es solo él el que lo protege, sino muchos más guiados por él.


Luego me voy en la dirección que me dijo aquel ser... ¡Maldita sea! ¡Al final voy a tener que abandonar esto!


Antes de salir y cuidarme de borrar las huellas y mantenerme alerta en todo momento, paso por alguno de mis escondites y cojo algunas pertenencias. 


Jugadora: Joven_Halcón

sábado, 17 de diciembre de 2011

La Chase du Traitre (Prologo)


Encontrabamonos en la España de de 1842, en plena regencia del Sr. Espartero, pues en plena transición para que Isabel II pudiera subirse al trono español.

Época en la que pudimos ver nacer los primeros partidos políticos destacando, sobretodo, los progresistas y moderados, aunque en ese año los gobernantes fueron los progresistas. Igualmente, aunque todavía era pronto para hablar de república, ya se podían observar las primeras tendencias republicanas y demócratas, pues ya aparecían partidos políticos defendiendo esas ideas, aunque no llegaron a destacar hasta dentro de unos años.

Mientras tanto, la sociedad tenía otras tantas preocupaciones, como en Cataluña, pues tras ciertas acciones reivindicativas, Barcelona fue bombardeada duramente, acrecentando así el tenso ambiente que se podía respirar en las calles. También existía una gran tensión en la zona norte, por las guerras carlinas, pues había un grupo de españoles que tras la muerte del rey Fernando VII, no quisieron aceptar la hija de este, Isabel II, como futura reina, a su vez querían que el rey fuese el hermano del difunto, Carlos, así creándose en ciertas ocasiones batallas y pronunciamientos en diversos puntos de la geografía española.

Cabe añadir que la nobleza cada vez va perdiendo más poder económico y social, como consecuencia de la extinción de la monarquía absolutista, al igual que las oligarquías. Pero para recuperar ese poder perdido, la nobleza invierte en fondos sociales y económicos, con tal de recuperar el poder de antaño.

La burguesía de la época era quien mayor poder y control tiene social y económicamente, pues son quienes más beneficiados salieron de los cambios sociales, económicos y políticos.

La sociedad burguesa en ese momento vivía rodeada de lujos y posesiones, alardeando de su gran poder adquisitivo y económico, al punto que determinadas personalidades intentaron ostentar algún titulo nobiliario.

Ése mismo año, el gobernador proclamó un arancel librecambista, dando permiso así al mercado libre en España.

En cambio la económica, estaba en auge, la agricultura había ido aumentando, al igual que los terrenos disponibles, pues se producía, finalmente, la desamortización eclesiástica, lo cual tendría sus futuras consecuencias en las relaciones iglesia-estado, puesto que representaba la perdida de tierras de la iglesia para el estado.

Mientas, industrialmente debemos destacar la metalúrgica, situada en Asturias, pues fue de las más potentes en Europa. La industria textil, sobretodo el algodón, empezó a destacar en determinadas zonas de la península, al punto de estar cerca del monopoleo mundial. Incluso la industrialización y modernización de algunos sectores como el de la agricultura, además de proporcionar muchos beneficios, obligó a los arrendatarios a emigrar a las ciudades, pues esa modernización significaba la necesidad de una menor mano de obra y la industria estaba en aumento, por lo cual se necesitaban obreros. Pero la industria se encontraba principalmente en las capitales, provocando migraciones masivas, especialmente a ciudades como Madrid y Barcelona, pudiendo observarse como a nivel demográfico se van expandiendo a un ritmo vertiginoso, aunque inicialmente las casas de los obreros no fuesen exactamente eso, casas.

En cambio en las zonas de la sociedad baja, se siguió manteniendo las artesanías, pero ya no eran tan habituales, la mayoría de gente se ocupaba del sector servicios, aunque la cuarta parte de la población activa eran mujeres. Los trabajos mas habituales solían ser en la industria, servicio domestico, comercio...

Por los agricultores, en todo el territorio, a excepción de Cataluña y la Comunidad Valenciana, tenían que ir pagando impuestos para poder cultivar las tierras y los poseedores de estas casi siempre eran los mismos, los agricultores eran más poderosos y ricos, al punto que en muchas ocasiones las tierras que empezaban siendo arrendadas, finalmente acababan siendo compradas por los arrendatarios.

El comercio y viajes entre España y Cuba son bastante habituales, pues en esa época Cuba aún era una de las colonias españolas, llegando el orgullo patrio a afirmar que "el sol jamas se ponía en el reino español".

Mientras los proletarios eran sobreexplotados, con jornadas de hasta 12 o 14 horas diarias, con sueldos mínimos y en condiciones infrahumanas, los conflictos laborales de Granada y posteriormente en Madrid, provocando la aparición de los primeros sindicatos obreros, así provocando un gran número de huelgas y reivindicaciones obreras.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Percepción

Es sorprendente la forma que tiene de ver las cosas cada uno de nosotros.

Sin ir más lejos, seamos o no conscientes de ello, hoy en día, en cuanto a creatividad queda poco o nada por innovar. La música, la literatura, el cine... Todo lo que podamos ver y oír esta inventado por otro autor anterior.

Puede que a simple vista no se reconozca, pero si empezásemos a leer entre lineas, escuchar o mirar con atención... Veríamos como siempre estamos delante de la misma obra, solo que cambian la decoración, el estilo, el trasfondo... todo cuanto es superficial, pero la base... Ah... La base siempre es la misma.

Sin ir más lejos, no hace tanto me enteré de dónde había sacado Meyer su obraje tan famoso, del mismo modo, se puede decir de uno de los mayores éxitos de Cameron o incluso, de Bieber, éste último denunciado por posible plagio (por lo visto, se tomó pocas molestias en disimularlo).

Pero ahí viene el kit de la cuestión, que según quien sea el autor del plagio seguiremos viéndolo con buenos o malos ojos, teniendo un arma más para criticarle, o en cambio, defendiéndolo por tomar referencia de otros grandes de su genero.

Personalmente, sin ir más lejos, era un gran seguidor de King, hasta que me enteré de dónde sacaba tantas ideas... Me decepcionó. Sí, más desde que leí alguno de sus obrajes en los cuales vi como había iniciado su caída libre en cuanto a calidad literaria, pero eso, ya es cuestión de gustos.

Yo mismo, a la hora de escribir, o incluso, fijarme en unos parámetros o unos gustos, me pongo unos estándares provenientes de otra gente que pueda admirar o no, que me hayan descubierto nuevos géneros, nuevos autores, nuevos intelectuales... Y ése es mi barómetro.

Aún así, veamos, leamos o escuchemos, siempre tenemos que intentar ver más allá, reconocer cual es la base del obraje que estemos disfrutando, no quedarnos única y exclusivamente en la superficie. Un gran fallo que hace la mayoría de gente. Tenemos que indagar más, saber más de su estilo, de sus bases, de sus musas.

Incluso, atrevernos a conocer cosas nuevas. No tener miedo a tener curiosidad y experimentar, así podremos ir enriqueciendo nuestro saber y con ello, nuestro baremo puede variar o mantenerse, pero podremos tener mayor criterio.

Todo crítico tiene sus obras de referencia o su autor de referencia para compararlo. Justamente, me lleva a recordar una cita de un libro de King, "Corazones en la Atlántida" que dice el primer beso es con el que juzgarás todos los demás. Con ello no quiero decir que la primera obra es la que nos marcará, pero en lo que respecta a las vivencias, la primera vez será la que nos marque el baremo. Pero sí que es cierto que los primeros contactos marcarán la guía de nuestros gustos y saberes. Y a medida que pase el tiempo aprenderemos a saber diferenciar la "calidad" de la "basura"; al menos, a nivel propio.

Así pues, guste o no, todos los autores de algún modo han plagiado. ¿Criticables por ello? Puede... Pero si juzgamos y criticamos a uno por hacerlo, deberíamos hacerlo con todos. De modo que os invito a que, Quien esté libre de culpa, tire la primera piedra.

Y damas y caballeros, ése, no seré yo.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Europa

Ignoro muy bien por qué pero llevo una temporada que me ha dado por escuchar Russian Red, puede que a muchos no les guste, es bastante probable, puesto que no representa un estilo "purista" y no todas sus canciones son propias, pero... me gusta su voz y el tono de sus melodías, así que, a quien no le guste que mire a otro lado.

Dicho esto, vamos a hablar de lo que quería...

Se han oído voces de que Europa se va a la mierda, que si la crisis va a peor, la pobreza aumenta, recortes... y un largo etc. que podría alargar por un buen rato, pero paso.

Así que iré a plantear un par de cuestiones.

Por un lado, cuando el euro empezó, el cambio de la moneda de peseta a euro, si la memoria no me falla, eran 166.386 ptas = 1 €. Pero a medida que han pasado los años, ese cambio ha ido cambiando en lo que cuesta la vida, véase 1€ = 100 ptas.

Si no lo veis claro, pensad en lo que valía lo más básico, el pan, un café, la leche, chuches... cualquier tontería y os daréis cuenta de la relación.

Por otro lado, si a ese cambio de relación peseta-euro, los sueldos siguen manteniendo el cambio inicial. ¿De dónde se saca el dinero que falta?

Dicho de otro modo, si cada vez se exige más, pero siempre se da lo mismo llegará el momento en que habrá algún tipo de desequilibrio, ¿verdad?

Por otro lado, durante años hemos nadado en la abundancia, España ha basado su economía en el ladrillo y en los servicios.

Debo decir y reconocer que, ahí jugaron dos factores, por un lado, el precio de la vivienda, en un principio, en relación a nivel ibérico con el europeo era irrisorio. Por lo que, muchos extranjeros, sobretodo ingleses, franceses y alemanes, venían a España a comprar segundas residencias a un precio de coste.

Lógicamente, el español no es tonto y viendo la oportunidad del mercado, decidió subir los precios de la vivienda, los cuales seguían pareciendo irrisorios a los turistas extranjeros, pero para la economía del ciudadano español de a pie, iba pareciendo cada vez más fuera de alcance, pero todos querían tener su pedazo de pastel.

Entonces, por otro lado, los bancos, sabedores de esa época de bonanza, de inmigración... daban hipotecas y prestamos a "gogo" sabiendo que si la jugada salía mal, los hipotecados no podrían pagar la deuda, con lo que ello conlleva, quedándose el piso y seguir recibiendo lo que falte del dinero prestado gracias a una de sus clausulas abusivas que muy pocos o nadie leyó.

Pero la gente se cegó y siguió subiendo los precios, ante la libertad de comercio, de poder acceder a un mercado más grande que al del vecino, subieron los precios buscando un beneficio más alto en menor tiempo; pero como todo subía, el mismo empresario debía subir precios, y con ello, el ciclo empieza y da una vuelta, así constantemente hasta llegar a la situación actual.

Y eso no es algo que venga de ahora, los propios chinos, los cuales vemos como abren negocios como setas van conquistando el mercado internacional; lo dicen: "Preferimos ganar poco en mucho tiempo que mucho en poco tiempo"

¿Racismo? No, gracias. Admiración.

Porque el empresario español solo busca ganar dinero y enriquecerse fácil y rápidamente; así quienes hayan tenido oportunidad de estudiar la historia española verán como en épocas de proteccionismo, por tal de evitar la ruina del país; o incluso, épocas, por sorprendente que parezca, la industria española estaba en ventaja sobre la europea por razones varias; en lugar de reinvertir y estar a la altura de sus vecinos europeos... Prefirió vivir en la abundancia, en los excesos, pensando que sería algo eterno, pero siempre terminaban chocando con la fría y cruda realidad, la cual, nunca perdona.

Así pues, podríamos comparar los chinos con las hormigas y los españoles como la cigarra, de la fabula "la cigarra y la hormiga".

¿Por qué no aprendemos un poco de ellos? ¿Por qué no aprendemos que hay que saber reinvertir las ganancias? ¿Por qué somos de los países que menos invierte en I+D, siendo una de las bases de la economía? ¿Por qué recortamos en educación si es lo que determinará nuestro futuro? ¿Por qué permitimos la fuga de cerebros? ¿Por qué...?

Por desgracia, yo no tengo las respuestas a todas esas preguntas y otras tantas... y justamente, quienes tienen el poder, más que incentivar, parecen acercarnos cada día más a la ruina y la bancarrota...

¿Habrá un mañana para nosotros, los jóvenes, los niños de hoy y, si existen, los niños del mañana?

Quiero pensar que sí, pero solo el tiempo nos dirá.