sábado, 16 de abril de 2011

Confianza

Llevo unos cuantos días cuestionándome qué es la confianza y el valor que se le da en nuestros días.

La verdad es que no he llegado a ninguna conclusión, lo que esta claro es que es un estado bastante frágil y fácil de romper. Es algo que todos deseamos y anhelamos tener, pero es tan delicado que cuesta de mantener y conseguir de un modo tan "ciego".

Sinceramente, no es algo que me agrade tener que desconfiar... o que desconfíen de mí... sobretodo cuando no he dado razones para ello. Prácticamente es como si me estuvieran acusando de mentiroso o de traidor... pero es muy fácil opinar.

Las opiniones son como los culos, todos tenemos uno y, a veces, huelen mal.

¿Qué quiero decir con eso?

Pues que los valores básicos como son la confianza, la amistad, el compañerismo, cada día se están viendo cada vez más infravalorados, llegando a unos niveles que acabas preguntándote quien y quien no es digno de tu confianza... o si realmente, algún día serás capaz de confiar plenamente en alguien.

Es una cuestión que solo el tiempo puede determinar, pero lo que esta claro es que es algo que nuestro pasado determinará la facilidad, o dificultad, para poder mostrarnos más o menos confiados.

Tal como está evolucionando la sociedad, cada vez es más difícil, pero a veces, uno se sorprende viendo gestos desinteresados o preocupaciones hacia algún desconocido "porque sí".

No pretendo representar ese ejemplo como algo digno de confianza, pero sí como un ejemplo de que no todo está perdido en nuestros días, que todavía sigue habiendo un halo de esperanza entre tanta oscuridad.

Mientras el mundo sigue en guerra, matándose entre hermanos, mientras el dinero prevalezca sobre las vidas humanas... mientras existan organismos que solo sirven para matar, sea legal o ilegalmente... mientras existan las armas... siempre habrán envidias, miedo, desconfianza... los valores más humanos serán secundarios... prevalecerá el modelo que tanto criticamos como es el estadounidense... o incluso el japonés... sobre la vida personal, la felicidad del ser, el ser capaz de pararnos y mirar a nuestro al rededor y poder disfrutar de las vistas...

Un claro ejemplo de lo ciegos que estamos siendo, y cada día más, podría ser la película "wall-e"... una película infantil, pero con un gran mensaje...

Aprendamos de ése pequeño robot llamado Wall-e y empecemos a disfrutar de las pequeñas cosas que nos da la vida... dejemos de comernos el coco con lo ajeno, con el qué dirán, con nuestras aspiraciones económicas o laborales... disfrutemos de lo que tenemos, de la vida, de lo que vemos... porque vida solo tenemos una... y vivas como la vivas, nunca tendrás una segunda oportunidad.

Vive tan intensamente como puedas, vive como si hoy fuera a ser el último día de tu vida, vive y deja vivir... vive y sé feliz... Simplemente...

Vive!

viernes, 8 de abril de 2011

¿Generación Ni-Ni?

Me juego el cuello que todos recordaremos la generación "Ni-Ni" del año pasado, pero damas y caballeros... año nuevo, vida nueva! y con ello, el renacer de una nueva generación Ni-Ni.

¿Cuál?

Antes hablabamos de la generación de Ni estudian Ni trabajan... pero actualmente hablamos de la generación Ni le dejan estudiar Ni le dejan trabajar.

¿Por qué?

Con la excusa de la crisis financiera a nivel mundial nos hemos encontrado que la edad de emancipación española se ha retrasado a los 30 años, mínimo, ¿acaso es algo normal o soy el único que se sorprende y que con 19 años abandonó el nido?

Cierto es que España es un país muy familiar... igual que la mayoría de países latinos, pero ello no significa que se deba vivir a costa de los padres hasta el día de su muerte y luego vivir de los hijos... que sí, que es muy bonito y muy cómodo, pero de eso, ya hablaré otro día, si me acuerdo.

Pues por donde iba... actualmente nos hemos encontrado que por mucho que queramos y teniendo una juventud altamente calificada y preparada, no tienen trabajo.

Uno de los casos más habituales suele ser porque se está sobre calificado para desempeñar una función, algo bastante habitual de los universitarios.

Luego, las empresas siempre prefieren emplear a mano de obra barata con una calificación base para las funciones que deben desempeñar. Lo cual puede equivaler a un cursillo de 3 meses, si llega.

También, nos encontramos con los casos de gente que por perrería o, simplemente, dificultades de la vida, no han podido o querido estudiar, se encuentran que no tienen formación ninguna para, pero en su momento, se emplearon y ahora, con la crisis se encuentran en la calle y para reemplearse necesitan formación complementaria que, en su momento, se negaron a recibir o no pudieron.

En resumen, que todo esto repercute de múltiples formas a la hora de crear y obtener empleo.

Lo solución sencilla sería invertir en la creación de empresas, facilitar la creación de empleo, de formación... pero la crisis... siempre la crisis!

Los mayores se quejan de una juventud conformista, que lo tenemos todo hecho y regalado... no les quitaré razón por un lado... pero por otro, ¿acaso es tan fácil encontrar trabajo como antaño? ¿se tenía la formación de ahora? ¿existía una crisis tan gran de como ahora? ¿las empresas valoraban más tus títulos o lo que puedas pedir que tus ganas de trabajar?

Los tiempos cambian a mejor y a peor... es una constante que vemos y seguiremos viendo.

Evoluciona o muere. Es algo que sucede en el mundo animal y vegetal... al igual que en los idearios sociales, económicos... en todo.

Pero desde aquí no se solucionará nada, simplemente expresar una opinión, lugar de libre expresión, ¿hasta cuando?, lugar de manifestaciones de ideales, de reunión...

Pensamos que un individuo no puede hacer nada, pero un claro ejemplo de lo equivocada que está la gente puede ser "Jack el Destripador", su mera presencia y actos marcaron una época, un antes y un después. No por ello justifico sus actos y menos su forma de actuar. Pero sí que demuestra que un individuo puede cambiarlo todo si quiere. Del mismo modo que podría dar más ejemplos Ghandi, Hitler, Franco, Mussolini, el Ché... cada uno actuó de una forma, política, pacifica, violenta... pero empezó solo y de ahí, una comunidad le siguió y convirtió sus actos y su pensamiento en una filosofía que marcó historia.

Así pues, mentando una canción de Oasis... "empieza la revolución desde tu cama"

O si se prefiere a Napoleón... "gánate al pueblo y tendrás el poder"

No olvidemos que nosotros somos más y ellos dependen de nosotros... sea cual sea el ámbito.

No te calles, haz oír tu voz, protesta, defiende tus ideales, tus sueños y jamás te rindas! Demostremos que esta nueva generación Ni-Ni, esta más viva que nunca!

jueves, 7 de abril de 2011

Un mundo sin cultura

Ayer, mientras viajaba en el autobús en dirección a uno de mis trabajos me dí cuenta de la poca importancia que estaba adquiriendo la cultura en nuestros días.

¿Dónde quedaron los tiempos en que se podía ver a Fernando Fernan Gomez, entre otros, salir por el telediario hablando de su última creación literaria o filmográfica?

Actualmente, todavía algo puede verse... pero la mayoría de veces vienen a ser noticias de refilón, en el apartado de sucesos... casi al final del informativo. Al menos, sigo teniendo el consuelo que la prensa rosa no ha "conquistado" los noticiarios, al menos, todavía... aunque esa conquista se esta produciendo de un modo lento y progresivo, de un modo que no nos estamos dando cuenta.

¿Con qué podría compararlo?

Básicamente del mismo modo que si nos untaran el culo con vaselina y lenta, pero progresivamente nos fueran introduciendo un supositorio de tamaño considerable. Entrando de un modo suave y casi imperceptible, pero cuando queramos darnos cuenta ya será demasiado tarde.

¿En qué me baso para decirlo?

Basta recordar lo que sucedió hace a penas unas semanas con la CNN+

Fue Telecinco quien se fusionó con Cuatro para que un canal de noticias pasase a ser el GH24h.

¿Dónde sino que en España algo así se puede ver tan natural?

Desgraciadamente es una constante que no parece querer cambiar... así pues, España no deja de ser un país de cotilleo, donde se valora más la ignorancia que la sapiencia.

Una prueba más de ello, sin necesidad de hablar de los medios, viene a ser que hace unos meses estuvimos en riesgo de desaparecer todos en un agujero negro. Todos los medios se hicieron eco, incluso, la gente de la calle se preocupaba, excepto en España, donde importaban más los rollos que se llevaban los famosetes del tres al cuarto, o incluso lo que hacía el hijo del vecino con la hija de otro vecino...

¿Hay alguna esperanza?

Me gustaría creer que sí, pero cuando te das cuenta que un gobierno socialista hace recortes en la educación y en sanidad... y se niega, junto a los grupos parlamentarios mayoritarios a cambiar la ley de suelos... dan ganas de emigrar de país y así promover lo tan conocido como "fuga de cerebros", puesto que si no cambia la cosa, lo más que veremos serán calles llenas de borregos sin cerebro que tendrán la desfachatez de decir frases tan grandes como "viva Franco!" a pesar de su origen étnico o territorial. O incluso, convertir lo que era la 3ª mejor asistencia sanitaria mundial, por una tercermundista.

¿Queremos un mundo así para el mañana?

Yo no.

El cambiar ese avance incesante de la ignorancia esta en nuestro poder, en nosotros, en el mañana, en las nuevas generaciones... no dejamos que nuestros cerebros mueran de inanición con programas de prensa rosa... que cada uno viva la vida como le parezca, dándole igual lo que haga el vecino o lo que pueda opinar... mirémonos un poco más el obligo y pensemos en qué hacemos mal antes de que sea demasiado tarde...